La nueva España que vimos en el estreno de Luis Enrique ante Inglaterra en Wembley tiene grandes diferencias a la España que vimos en el Mundial de Rusia, no tanto en el plano de jugadores, sino de variantes en el juego dependiendo del momento del partido.

Con un 1-4-3-3 de inicio, que por momentos se convertía en 1-4-1-4-1 defensivamente y en función del juego en un 1-4-4-2 y un 1-4-5-1, manifestando una claridad de ideas en función de la exigencia del juego y del rival.

La España de Fernando Hierro en el Mundial de Rusia era un equipo anárquico tácticamente, que no daba soluciones a las propuestas de los rivales, idénticas en los cuatro partidos y que nada supo hacer para posicionar a sus jugadores en otro sistema táctico que diera soluciones a las estrategias de los rivales.

Luis Enrique sigue confiando en el mejor portero de la Premier League, David De Gea, que ayer demostró ser uno de los mejores porteros del mundo, o como dijo Luis Enrique en rueda de prensa, “un jugador top al que hay que darle confianza”, y respondió a las expectativas del nuevo cuerpo técnico de la selección.

La defensa se conforma con una nueva pareja de centrales tras la marcha de retirada de Gerard Piqué de la selección, conformada por los madridistas Nacho y el líder de la selección, Sergio Ramos.

Donde se manifiesta el primer cambio es en los laterales, sobretodo en el lateral izquierdo, con la no convocatoria de Jordi Alba, un jugador carrilero y con llegada al área rival que hacía temblar las defensas rivales, y que Luis Enrique ha apostado por un lateral no tan ofensivo, Marcos Alonso, para mantener así el orden táctico defensivo, que tantos problemas nos ocasionaron al contraataque los equipos rivales en el Mundial de Rusia. Más libertad le da a Carvajal para subir la banda y así mantener el equilibrio de 3+1 (Nacho, Sergio Ramos y Marcos Alonso, con el incansable Sergio Busquet).

En los interiores, Luis Enrique apostó por dos jugadores como Thiago y Saúl. Saúl hizo un trabajo inconmensurable y con llegada desde segunda línea que le dio mucha frescura a España y fruto de esas llegada fue el gol del empate al poco de encajar el gol de Inglaterra. Un jugador que en categorías inferiores ha sido clave para los éxitos de la selección española y que ahora con el nuevo técnico tendrá el mismo papel importante que ha tenido en los escalafones inferiores. Por el contrario, Thiago, un gran jugador que aún no se ha encontrado en el engranaje de la selección y que está llamado a ser uno de los jugadores clave de esta nueva generación. No termina, por ahora, de cuajar, aunque si cumple cada vez que juega, pero sin ser el jugador determinante que es en su club.

Los tres jugadores de arriba, Isco, Rodrigo y Aspas fue, además de trabajador, un enigma para la defensa inglesa por la cantidad de permutaciones que hicieron entre ellos y que con los cambios de posición hizo muy complicado sus marcajes, a veces al hombres a veces zonales de la zaga inglesa. Cierto es que no volvemos a tener un 9 de referencia, pero con la movilidad de Isco, Aspas y Rodrigo nadie lo echa en falta, al menos en partidos de esta índole, aunque habrá otros partidos en que la presencia del 9 de referencia será imprescindible, pero ante la baja de Diego Costa, el acierto de Aspas fue total.

La nueva España ya no le importa tener la posesión del balón durante el partido, sabe replegar y trabajar tácticamente en defensa y abrirse rápidamente tras recuperación de balón, con un Isco que hizo en ocasiones de falso lateral en la ayuda a Marcos Alonso.

Los cambios tampoco defraudaron, aunque si fue algo extraño ver a un jugador como Iñigo Martinez, que aún no ha tenido minutos en su club, y con un perfil de central, jugar de lateral izquierdo, y sufrió España por esa banda tras la entrada de Iñigo Martínez por Marcos Alonso, con una Inglaterra volcada con más corazón que cabeza.

Asensio por Aspas le dio un aire más fresco al centro del campo y el enganche con el ataque. El todoterreno Sergi Roberto fue un pulmón en el centro del campo y derroche de trabajo tras sustituir a Thiago. No fue un cambio de hombre por hombre, fue un cambio de diferentes tipos de jugadores para solucionar un problema táctico que se estaba produciendo y meter más trabajo en el centro del campo.

El mejor lugar para debutar con victoria y crear un ambiente de optimismo tras el cataclismo del Mundial ese es Wembley. Aunque es pronto para vaticinar si esta España tendrá empaque de campeona, sí que ha demostrado que es una España luchadora y aguerrida y que el nuevo staff técnico tiene variables para cada momento del partido, cosa que echamos en falta en el Mundial de Rusia.

 

 

2 comentarios
  1. http://canadianorderpharmacy.com/
    http://canadianorderpharmacy.com/ Dice:

    I am extremely inspired together with your writing talents as smartly as with the format to your weblog. Is this a paid topic or did you customize it your self? Anyway keep up the excellent high quality writing, it’s uncommon to see a great blog like this one nowadays..

    Responder
  2. Justin
    Justin Dice:

    Long time supporter, and thought I’d drop
    a comment.

    Your wordpress site is very sleek – hope you don’t
    mind me asking what theme you’re using? (and don’t mind if I steal it?

    :P)

    I just launched my site –also built in wordpress like
    yours– but the theme slows (!) the site down quite a
    bit.

    In case you have a minute, you can find it by searching
    for «royal cbd» on Google (would appreciate any feedback) – it’s still in the works.

    Keep up the good work– and hope you all take care of yourself during the
    coronavirus scare!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *