El Coronavirus (COVIP-19) ha supuesto a nivel mundial un cambio de hábitos radical en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

En el caso que nos centra, que es el fútbol, ya sea profesional, amateur y/o fútbol base, ya que cada uno de ellos tienen unas características diferentes movidos por el interés económico y la masa social que ello acarrea, sin ser importante cada uno de ellos en la cierta medida que uno lleva a lo otro, una cadena que siga hasta la cúspide.

En este artículo voy a centrarme más en el fútbol profesional por ser el que más importancia está cogiendo en el momento actual.

El modelo de entrenamiento varían considerablemente, los clubes adaptan sus entrenamientos a que los hábitos no se desmoronen en su totalidad, aunque no es, ni por asomo, la realidad existente en cada entreno es una maniobra orquestal dirigida por un director de orquesta (entrenador/director técnico).

En función de las capacidades de cada club, ponen a disposición de sus jugadores medios para que la adaptación o readaptación sea lo menor traumáticamente posible. Unos clubes añaden material individualizado a sus domicilios para que tener un entrenamiento común y así no perder esos horarios y hábitos alimenticios que no superen su peso corporal durante esta pandemia.

Ahora está todo en suspense hasta que no se controle esta pandemia, pero aun así hay países, que están siendo benévolos con ellos, en el que se les permite jugar partidos a puerta cerrada o a puertas abiertas, con miles de personas expensas a contagios.

Por encima del fútbol están los intereses económicos, patrocinios, marcas,………, y algunos aprovechan que sea la única liga con espectadores para que aumente su popularidad a expensas de sacrificar vidas humanas.

A nivel sociológico, ¿cómo afecta esta cuarenta a las relaciones con sus compañeros, staff técnico, miembros del club, junta directiva, aficionados,…, y cuando aún más, no se sabe la fecha de finalización de la misma y si será idéntica en todos los países, cosa que es improbable en función de la fecha de entrada del COVID-19?

El nivel psicológico y sociológico debe ir casi unidos de la mano, porque los cambios de ánimo no solo afectan a la persona sino al resto de compañeros y compañeras que están alrededor de ellos en estos momentos tan especiales y familiares en general.

Una persona de alto rendimiento, acostumbrada a unos altos ritmos de preparación física y unos hábitos de alimentación estrictos y diarios y cambia de forma repentina a realizarlo en su domicilio, con lo cual el ritmo de entrenamiento disminuye y el objetivo ya no es mantenerse sino no perder parte de esa forma física existente y estructurada durante la temporada.

Todo esto hace que se produzca un cambio en el cuerpo, a nivel de neurotransmisores, hormonas, que llevan al tan indeseado cambio anímico, que deberá adecuarse con la ayuda de los miembros del club que lleven ese plan específico.

El tópico ahora es que el deportista es una persona saludable y que durante lo que dure la cuarentena debe de mantener esa vida saludable, lo que no le será de mucho esfuerzo si está habituado a realizarlo; importante es por tanto.: cuidar los horarios de descanso, sueño, alimentación, aseo, actividad, plan de entrenamiento en casa, en definitiva, todo esto y además y no menos importante, sentirse bien y hacer cosas que le motiven.

La sociedad trata a los grandes jugadores como héroes y ahora les piden un gesto de solidaridad que respondan a esta pandemia con acciones directas; muchos de ellos ya lo están haciendo y los clubes igual, como parte en deuda por todo lo recibido por esta sociedad.

En España, cada club a su nivel aporta su granito de arena, al igual que muchos del resto del mundo, reduciéndose un 70% de su sueldo para que no se repercutan el ERTE a aquellos trabajadores menos beneficiados económicamente del club. Otros, hacen donaciones para luchar contra el coronavirus.

El fútbol no es un deporte individual sino de equipo/grupo, aunque actualmente hay muchos jugadores egocéntricos en equipos no profesionales y semiprofesionales que por ese motivo no triunfan en el fútbol profesional. Hay una frase mítica de Michael Jordan que dice: “El Talento gana partidos, pero el Trabajo en Equipo y la Inteligencia ganan Campeonatos”, esa es la clave de todo este proceso y tendremos que generar una regeneración o minipretemporada después de todo este confinamiento, por eso, empezar a competir es contraproducente para el estado de salud de los jugadores, provocándose lesiones psicosomáticas y pos-traumáticas por la gran avalancha de partidos que se prevén.

Otro problema añadido que tenemos son los contratos que acaban el 30 de junio, aunque se ha hablado mucho sobre el tema pero sin nada concreto, incluso en superar ese límite para terminar las competiciones y retrasar el inicio de la nueva liga para cuadrar vacaciones, previa a un año 2021 con unas Olimpiadas y un Campeonato de Europa de Selecciones, que harán masificar las jornadas ligueras y las competiciones internacionales. El caso de jugadores firmados se podrían solucionar pero aquellos jugadores cedidos que se nieguen, habría un gran problema con ellos. Hay cosas que están en el aire y es inevitable hacer conjeturas, solo propuestas y hablar en voz alta, porque día a día salen noticias nuevas al respecto.

La misma FIFA ultima una solución que pasa por alargar los contratos hasta la conclusión de las ligas y por adecuar las ventanas de fichajes. Pero aquí tenemos un gran problema y agravio y es el siguiente, en no todos los países del mundo, las ventanas se producen en el mismo periodo de tiempo: Europa, Asia, Oriente Medio, América, son completamente diferentes y con sistemas de competición que varían mucho de la Europea, aunque sea esta la fijación por su nivel inmensamente económico que maneja, con márgenes multimillonarios si no se llega a una normalidad y una finalidad de las competiciones.

Lo que no es de recibo es que el máximo organismos mundial del fútbol, la FIFA permita a países como NICARAGUA Y BIELORRUSIA, Federaciones Asociadas a ella, permitan jugando partidos de fútbol. Nicaragua a puerta cerrada y en Bielorrusia a corazón abierto, habiendo víctimas por el COVIP-19.

Palabras como las del Presidente de Bielorrusia dice mucho de su irresponsabilidad como mandatario de un país:“Los campos curan a todo el mundo

El presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, sostiene que el país no necesita tomar ninguna gran medida para contrarrestar la propagación del virus, a pesar de que ya hay más de 100 personas contagiadas. “Estas cosas pasan. Lo más importante es no entrar en pánico”, afirmó el mandatario para añadir que “la gente trabaja en tractores” y que “nadie habla del virus”. “En los pueblos, el tractor cura a todo el mundo. Los campos curan a todo el mundo”, ha apuntado Lukaskenko. “Alcohol, sauna y deporte de hielo”, son los remedios mágicos del presidente de Bielorrusia para luchar contra el virus.

Deportes de hielo, y también fútbol. Y es que la Vysheyshaya Liga —como se conoce a la primera división de fútbol de Bielorrusia— se sigue disputando con total normalidad, con presencia de aficionados en las gradas.

En Nicaragua, a puerta cerrada

Aunque Nicaragua tiene menos de 10 casos de coronavirus confirmados, y el Gobierno no ha tomado medidas preventivas como lo han hecho la mayoría de los países, la liga nacional ha decidido que su principal campeonato (Liga Primera) continúe sin la presencia de público.

El Juventus Managua lidera el campeonato, pero su delantero paraguayo Fernando Insaurralde ha decidido rescindir su contrato con el club ante la amenaza del coronavirus, según informa el diario ABC Color de Asunción. En Nicaragua «hay pocos casos confirmados, pero sé de muchas personas que están con problemas y también me consta que el Gobierno está ocultando información. El 20 por ciento de la gente está quedándose en su casa, pero para la mayoría la vida sigue igual, anda por la calle sin importar el horario. Todo normal», ha dicho Insaurralde.

Por su parte, el diario El Español recoge unas declaraciones de Pablo Gállego, delantero oscense de 26 años que juega en el Managua Fútbol Club, asegurando que «en Nicaragua si te confinas, mueres de hambre«. «La gente vive del día a día ya que hay muchos puestos de trabajo independientes. Si dejas de trabajar, dejas de facturar», ha señalado el único jugador español que milita en la liga nicaragüense, adonde llegó en 2018 tras haber jugado en países como Grecia y Albania.

Estamos en un momento globalizado en el que los sistemas políticos están por encima de todo cuando se está hablando de salud pública de los conciudadanos y la FIFA como máximo organismo debería de oficio anular cualquier tipo de evento de este tipo hasta nueva orden consensuada.

Lo que sí está bien claro es que la FIFA tendrá que poner en marcha una serie de medidas económicas reales para realzar el nuevo fútbol y, no desde el alto rendimiento, sino desde las bases, que es la más tocada y mermada que se va a quedar después de toda esta pandemia.

Este artículo que sigue a continuación, aunque con mis dudas, por quien será llevado a cabo, ya que sabemos que en ciertos países, los fondos se transfieren a fondos perdidos, me parece interesante:

Os dejo algún enlace para que cada uno pueda sacar sus propias conclusiones, aunque yo sea un poco iluso en cómo se repartirán estas partidas:

Después de pasar todo esto, las cosas van a dar un cambio muy brusco a todos los niveles: personales, interpersonales, profesionales, deportivos…., y que hay que recomponer el fútbol desde las bases con pilares sólidos y de crecimiento reales.

Justo antes de cerrar este artículo me ha llegado a través de un periódico de prensa deportiva española de que en China ya tienen la vacuna efectiva y probada en humanos, como hay tantos bulos, no sé si será cierta, pero la comparto por si esto llega a su fin, que es lo que todos esperamos y deseamos.

La mentalidad del jugador sudamericano, y colombiano en particular, dista mucho de lo que se necesita en el fútbol europeo y eso hace que la adaptación sea complicada y muchas de las veces infructuosa y negativa.

Hace un par de meses tuve la suerte de asesorar a nivel tecnico-táctico y psicológico a cinco jugadores colombianos de la Academia Sporting Kennedy de Bogotá que iban a realizar unas pruebas con el prestigioso club alemán Borussia Mönchengladbach.

Durante su estancia en España pude comprobar como la complejidad del fútbol europeo era diferente a la del fútbol sudamericano y no por su calidad sino por otro factores externos que hacen que lleguen a triunfar en el fútbol europeo.

Gran parte de culpa la tienen los que alimentan con sueños falsos a estos jugadores de temprana edad que hacen que sean engañados desde tempranas edades. Muchos de ellos se dejan «engatusar» por representantes que lo van a llevar a la cima con tan solo 16 años. La cultura de los jugadores sudamericanos respecto a la representación es el primer y gran problema que presentan, ya que no tienen definido representantes o son varios los que dicen tener mandato sobre el jugador, siendo ineficaz y que hace que los clubes no le den credibilidad a dichos jugadores.

La mentalidad sudamericana es muy distinta también a la cultura europea. Al idioma, se le añade la poca formación sobre ciertas facetas de la vida del futbolista, como alimentación, musculación, etc.., que no se suele trabajar en los países de origen y que hace de ese déficit una complicada misión para que puedan recalar en clubes europeos.

Cierto que el trabajo que está haciendo la Academia Sporting Kennedy de Bogotá es admirable, pero falta un escalafón a primer nivel para que puedan tener opciones reales de triunfo en clubes europeos. La opción pasa por un proyecto donde se trabaje desde el origen los déficit y hacer medidas correctoras para que esos jugadores, sobre todo, Sub-23 puedan venir con un alto grado de garantías de éxito.

Durante su estancia en España, pude trabajar sobre aspectos técnico-tácticos, psicología, sociología, charlas con árbitros para que pudieran saber de primera mano la forma de relación jugador-árbitro, charlas sobre inteligencia colectiva en el fútbol, las características y consejos para llegar a ser un jugador de Primera División en cualquier liga europea.

La solución para que estos jugadores puedan llegar a Europa con éxito es trabajar desde el origen (país sudamericano), con un Proyecto Deportivo de preparación al fútbol europeo, con un club de Primera División del país y con un programa de formación desde los 14 años, para que puedan ir subiendo con las características del fútbol europeo y así poder llegar al primer equipo antes de los 23 años para así dar el salto con garantías de éxito. Igual de importante es el asesoramiento sobre su representación para que no comentan el error de caer en manos pocos idóneas y de falsos caza talentos. El país de adaptación para estos jugadores que han realizado este Programa especial de idoneidad al fútbol europeo debería ser Portugal, gran escaparate para el jugador y país exportador de jugadores para toda Europa y las grandes ligas.

 

El auge económico de Portugal en estos últimos años está siendo muy positivo y esto no pasa desapercibido para inversores y fondos de inversión, que han recuperado la confianza en este país en detrimento de otros países europeos.

El fútbol no es ajeno a esto y Portugal es el lugar paradisíaco para estos fondos de inversión, que ven como en poco tiempo el retorno de dicha inversión es efectiva y los beneficios muy abundantes.

Desde que se obligó a los clubes a convertirse en SAD, los socios se han visto obligados a dejar el fútbol en manos de estos inversores, con unos resultados a veces positivos y a veces muy negativos y llevando a la SAD a la más ruina absoluta y, esto por no tener un proyecto de gestión deportivo o personas que desarrollen dicho proyecto para hacer de su inversión una fuente importante de ingresos.

Equipos como SC Beira Mar, en una zona preciosa como Aveiro (conocida como la pequeña Venecia) y con un Estadio hecho a medida para la Europa de Portugal, se ha visto abandonado debido a la mala gestión de su inversor, un iraní que no supo sacarle provecho a un club que estaba en la Primera División y que actualmente está en la AF zona Aveiro y en manos de nuevo del club, no de la SAD, después de llevarlo a la quiebra.

Caso similar siguió otro club de la zona del Algarve portugués y un equipo emblemático donde los haya, el SC Olhanense, que tras la comprar de las acciones de la SAD por un inversor italiano, está en la 3ª División y con una deuda muy importante, tras coger el equipo en la Primera División portuguesa. 

Tal y como describo parece que invertir en Portugal no es rentable, pero mucho más lejos de la realidad. Es la mala gestión deportiva y el egocentrismo lo que ha hecho que estas SAD estén en el ostracismo e intentando levantar el vuelo de la mano del club y no de la SAD.

Cuando un inversor o fondo de inversión compra una SAD, en la actualidad, compra una SAD con deuda, aunque la mayoría de ellas suelen tener un PER que hace que se realice en unos años con unos pagos anuales, aunque lo ideal es liquidar la deuda inmediatamente para así negociar y rebajar dicha deuda, aunque son dos fórmulas que el inversor tendrá que valorar.

 Ahora es el momento de comprar e invertir y adquirir SAD, ya que Portugal es un país donde mayor número de jugadores se exporta al resto de países importantes de Europa (España, Alemania, Francia, Inglaterra, Italia…), lo que hace que los ingresos en transferencias sean muy importantes y altas.

Algunas de las preguntas que se hacen los inversores o fondos de inversión son: ¿qué compro? ¿cuál es el retorno de la inversión? ¿qué invierto?¿qué activos adquiero?………., todas estas preguntas tienen su respuesta positiva siempre. Los ACTIVOS que compra el inversor son los jugadores que conforman esa plantilla y que se pueden consultar a modo orientativo en la pagina web www.transfermark.com . El retorno de la inversión dependerá de la inversión que se realice y del trabajo que realice el GRUPO DE GESTION DEPORTIVA en el que confíe el inversor, normalmente en torno a 3-4, aunque dependerá de la inversión y la categoría de la SAD.

Los verdaderos activos, como he dicho anteriormente, son los jugadores, jugadores que el grupo gestor deportivo tiene que captar a coste bajo o coste 0 para potenciarlos y venderlos con convenios con otros clubes europeos. Ese es el verdadero trabajo del grupo gestor deportivo, el minimizar los riesgos y maximizar los beneficios.

El inversor debe saber que el fútbol es fluctuante, algunas temporadas puedes obtener importantes ingresos en traspasos y otros años puede ser menores las ventas, pero lo verdaderamente importante que tiene que entender el inversor es que tras unos años de carencia, 3-4 años, dependiendo de la categoría donde se encuentre el equipo, los beneficios, con un Grupo de Gestión Deportiva adecuado, son importantes.

Otro factor importante que no tiene el resto de países europeos comunitarios  es que en Portugal no existe límite de extracomunitarios, sino un número mínimo de jugadores del país, con lo que es mucho más atractivo a la hora de captar joyas de países del resto del mundo y explotarlos para ser traspasados a otros clubes.

Si a esto le unimos que algunas zonas importantes de Portugal quieren un inversor para que reactiven la economía de la comarca con el fútbol y como contraprestación llegar a acuerdos para la expansión de otros proyectos del mismo inversor, el nivel de beneficios es aún mayor, porque estaría usando el fútbol para entrar en otros negocios principales del inversor.

 «Cada vez más, seremos el mercado donde los clubes ricos vendrán a comprar», augura Nuno Martins, periodista del diario Récord.

Definitivamente, el fútbol portugués es el escaparate donde los clubes de toda Europa se fijan a la hora de comprar jugadores, siendo los derechos federativos de la SAD, lo que hará que los ingresos sean cuantitativos.

Aunque la siguiente tabla, de “La Voz de Galicia” del 5 de febrero de este año se refiere a los clubes de Primera División, también se refleja en las siguientes categorías aunque en proporciones acordes a su presupuesto.

Por otra parte hay que distinguir entre los derechos económicos y los derechos federativos. Los derechos económicos del jugador está actualmente en un inmerso debate, incluso la FIFA ha entrado a regular, aunque no del todo, este fenómeno.

Después de analizar varios países europeos y reuniones en Portugal y otros países, estamos en disposición de decir que Portugal es el país donde el inversor o fondo de inversión puede tener una seguridad de obtener beneficios, pero con una premisa: UN GRUPO DE GESTIÓN DEPORTIVA que sepa desarrollar todo este proceso para llegar a buen fin.

Nuestro GRUPO DE GESTIÓN DEPORTIVA está especializado en desarrollos de proyectos para inversores y fondos de inversión, por lo que puede consultarnos dejándonos un mensaje en la web.