Entradas

En algunas de mis ponencias sobre este tema, en el cual siempre se intenta que compartan espacio padres/madres/tutores con jugadores y jugadoras, el debate y las sonrisas con miradas cómplices o menos cómplices de hijos a padres hacen denotar que se identificaban con algunos de los tipos de conductas que se producían por parte de sus tutores.

A quién no le suena este texto:

“Me siento triste cuando mi padre me regaña después del partido. Me dice que no he jugado con intensidad, que así no seré nunca un jugador de Primera División, que fallo en los pases porque me falta concentración. Y mi madre le apoya. Dice que juego como si no me importara ganar. También me echan en cara que se gasten dinero en mí y que me dedican muchas horas llevándome y recogiéndome del fútbol. A mí me gusta jugar al fútbol, me gusta aprender cosas nuevas, dar un pase de gol, estar con amigos, ganar, pero tampoco me importa mucho perder, porque eso es lo que nos dice el míster. Pero últimamente ya no disfruto, vengo a jugar los fines de semana nervioso, pensando que si no le gusto a mi padre, lo oiré gritar desde la banda, me dirá que me mueva, que espabile, y a veces me siento tan nervioso que no sé ni por dónde va el balón. Si vale la pena seguir viniendo cuando ya no disfruto. Pero si decido no jugar más, también les voy a decepcionar”. 

Fdo. Cualquier niñ@

Quizás con esa reflexión haya acabado este artículo, pero desgraciadamente, hay muchos tipos de tutores y, no todos son iguales, cada uno referencia un tipo de actitud y siempre no tiene porque ser negativa, hay acciones positivas en este tipo de relaciones, aunque menos, ya que la frustración del padre de no llegar en su momento a jugar en la élite hace que su pupilo haga lo que él no pudo hacer y mal aconsejarlo en lo que él cree que falló en su etapa anterior, en un deporte donde triunfa un porcentaje muy ínfimo de los practicantes a este deporte.

En muchas de las ocasiones provocan, inconscientemente, problemas de relación entre compañeros, y en otros casos los afianzan, aunque esta son las menos, porque el jugador suele caer en las “garras” del tutor y ver que no puede fallar, en un claro error de educación deportiva. El fútbol es una escuela y, por tanto, tiene la misma estructura que cualquier colegio o instituto. No imagino a un tutor diciéndole a su hijo cómo debe comportarse en clase de matemáticas o geografía, y mucho menos, corrigiendo al profesor en sus clases, sería algo impensable y hasta penado.

La clave de todo este proceso es la siguiente:

-ACOMPÁÑALES A JUGAR, NO LE OBLIGUES A GANAR.

Hay tutores que nunca están conforme con el entrenador, sus hijos o el árbitro y siempre hay una razón/sinrazón para echarles en cara delante de toda la grada cosas de este estilo, incluso a sus propios hijos, haciendo que cada día de entreno y de partido sea un suplicio y, estos son algunos ejemplos de lo que se suele oír por las gradas, independientemente del sexo y edad del espectador, aunque por desgracia hay muchos más:

-¡Míster! A ver si sacas más a mi hijo!

-A ver si te esfuerzas más.  Así no vas a llegar a ningún lado.

-¿¡Pero qué pitas, desgraciado!?

-¡Eres el mejor del equipo! ¡Un crack! ¡Ni Messi ni Ronaldo!

-“Fulanito” es un chupón. No os deja jugar a los demás.

Los principales agentes en la formación deportiva de los jugadores son, entre otros: los tutores (padres/madre/abuelos,….), entrenadores y compañeros. Habrían otros agentes pero vamos a centrarnos en la importancia de los tutores como agentes en todo este proceso deportivo de sus hijos.

Los tutores, pueden actuar de forma positiva o negativa, en el siguiente gráfico podéis ver el concepto e influencias de cada parte de ellas, para que sea más fácil para el lector:

 

¿Después de ver, leer y analizar las influencias positivas y negativas que podemos trasladarles a nuestros hijos, donde estaría la clave de todo ese proceso? La simbiosis entre ambas:

Una vez visto esta introducción, nos toca preguntarnos qué tipo de padres somos respecto a nuestros hijos. Seguramente, por el ego, algunos tutores se sentirán identificados con alguna de ellas pero no las reconocerá y/o buscará la que más se amolde a su objetivo respecto al jugador, flaco favor el que le está haciendo al niño, engañándolo y engañándose él, en lugar de rectificar a tiempo y disfrutar de un deporte tan bonito que se llama fútbol, donde hay una figura que sin duda alguna, es la maltratada por todas las iras, se equivoquen o acierten, porque siempre se equivoca para la grada, por tanto, al banquillo y, por extensión, a los jugadores, que no es otro que el ARBITRO, esa figura que sin ella se acabaría el fútbol.

Tipos de padres que nos podemos encontrar en este espectro llamado fútbol:

  • El padre taxista: Acompaña a su hijo, le deja en el entrenamiento, le recoge. Suele ser un padre al que los deportes le gustan bastante poco, pero le interesa que su hijo sea feliz.
  • Padres excesivamente protectores. Son especialmente madres pero también hay padres. Están muy encima de su hijo preocupados de que no le pase nada. Le prepara la ropa de entrenamiento en lugar de responsabilizarle de sus cosas. En los partidos, acude corriendo cuando se hace daño y utiliza siempre todo su ingenio para salvaguardar a su hijo de cualquier situación desagradable. Convierten a sus hijos en deportistas blandos, inmaduros y despistados.Es un tipo de padre bastante frecuente en los campos de fútbol y que hace mucho daño al niño sin darse cuenta de las consecuencias que tiene su forma de actuar.
  • El padre positivo: Anima, refuerza, se preocupa por cómo han ido los partidos. Le transmite entusiasmo sin presión. Felicita al chaval por el mero hecho de jugar y entrenar.
  • Padres desinteresados: Son aquellos que no muestran mucho interés por la práctica deportiva de sus hijos. No valoran lo mucho que puede enriquecer a su hijo una actividad de este tipo y no colaboran lo suficiente. Si pueden, hacen que el niño se desplace con unos amigos que también van al fútbol. No saben ni quién es su entrenador, ni conoce a los compañeros de su hijo. Les da igual que haga fútbol, violín y maracas. Lo que pretenden es tenerlo ocupado en su tiempo libre y quizá, de esta forma, tener tiempo para uno mismo.
  • El padre involucrado.
    Le gusta participar en las decisiones y propuestas del club.

    • Se interesa por la formación de los chavales o porque el centro obtenga ingresos.
    • Este tipo de padres son activos en la divulgación de valores en el club y participan con cualquier acción que pueda mejorarlo.
  • El padre pesado
    • Se pasa todo el día hablando de lo bien que juega, nada o corre su hijo y de que apunta maneras.
    • No presiona directamente al niño, pero sin querer le traslada que su valor como chaval está en el juego.
  • El padre entrenador:
    • Grita directrices desde la banda, corrige a su hijo cuando se monta en el coche, incluso contradiciendo las indicaciones del entrenador.
    • Genera confusión en el niño, que por un lado tiene una idea de juego que el profesional trata de inculcarle, y por otro, la versión de su padre o madre. En deportes como la natación, este padre está en la grada paseando de punta a punta de la piscina, cronómetro en mano, midiendo tiempos y apuntando en una libreta.
    • No es de recibo crear presión en el niño con distintos mensajes. ¿A quién cree que debería obedecer su hijo?

  • El padre que se cree Cholo Simeone
    • Trata de motivar, transmitir garra, le pide al hijo que se entregue, que se esfuerce, que se deje la piel en la cancha, que trabaje, que compita como si se le fuera la vida en ello.
    • Pero olvida algo muy importante: ni su hijo es un jugador de Primera División que tenga que ganarse la vida jugando ni él es el entrenador del Atlético de Madrid.
    • Solo consigue que su hijo pierda de vista los valores que le transmite el club, donde normalmente prevalece la generosidad por encima de la individualidad, disfrutar y aprender por encima de los resultados, y el juego limpio por encima de competir a cualquier precio.
  • El padre que resta en todos los sentidos:
    • Da gritos desde la grada,
    • Desacredita al míster,
    • Le dice a su hijo que no entiende por qué él no juega cuando sus compañeros son peores que él,
    • Se comporta de forma grosera con el rival,
    • Insulta al árbitro y otras impertinencias más.
    • Es el padre del que cualquier hijo se sentiría avergonzado.

Siempre hay una excusa cuando se pierde o cuando se gana y no tiene los minutos suficientes para ellos. Hay cientos de decálogos en las instalaciones deportivas que los tutores ven todos los días que van al centro deportivo, pero una cosa es ver y otra es leer y otra muy distinta LEER Y PONERLO EN PRÁCTICA.  Seguro que todos hemos visto este en alguna ocasión, aunque reitero, que hay muchos más.

Hay dos frases célebres que claves en todo este proceso y ninguno de ellos se dedican al bello deporte del fútbol, solo Biondi se dedica al deporte: nadador.

“Habla cuando estés enfadado y harás el mejor discurso que tengas que lamentar”,Ambrose Bierce

«Disfruta del viaje, y deja de preocuparte por la victoria y la derrota”,Matt Biondi

Aunque podríamos hablar de este tema tanto como para escribir un libro, no quiero extenderme más, pero si terminar mi artículo con una carta que cada vez que la leo y la oigo se me remueve el alma.

Y recuerde:

¡Usted es su padre, no su entrenador!

 

 

 

El Coronavirus (COVIP-19) ha supuesto a nivel mundial un cambio de hábitos radical en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

En el caso que nos centra, que es el fútbol, ya sea profesional, amateur y/o fútbol base, ya que cada uno de ellos tienen unas características diferentes movidos por el interés económico y la masa social que ello acarrea, sin ser importante cada uno de ellos en la cierta medida que uno lleva a lo otro, una cadena que siga hasta la cúspide.

En este artículo voy a centrarme más en el fútbol profesional por ser el que más importancia está cogiendo en el momento actual.

El modelo de entrenamiento varían considerablemente, los clubes adaptan sus entrenamientos a que los hábitos no se desmoronen en su totalidad, aunque no es, ni por asomo, la realidad existente en cada entreno es una maniobra orquestal dirigida por un director de orquesta (entrenador/director técnico).

En función de las capacidades de cada club, ponen a disposición de sus jugadores medios para que la adaptación o readaptación sea lo menor traumáticamente posible. Unos clubes añaden material individualizado a sus domicilios para que tener un entrenamiento común y así no perder esos horarios y hábitos alimenticios que no superen su peso corporal durante esta pandemia.

Ahora está todo en suspense hasta que no se controle esta pandemia, pero aun así hay países, que están siendo benévolos con ellos, en el que se les permite jugar partidos a puerta cerrada o a puertas abiertas, con miles de personas expensas a contagios.

Por encima del fútbol están los intereses económicos, patrocinios, marcas,………, y algunos aprovechan que sea la única liga con espectadores para que aumente su popularidad a expensas de sacrificar vidas humanas.

A nivel sociológico, ¿cómo afecta esta cuarenta a las relaciones con sus compañeros, staff técnico, miembros del club, junta directiva, aficionados,…, y cuando aún más, no se sabe la fecha de finalización de la misma y si será idéntica en todos los países, cosa que es improbable en función de la fecha de entrada del COVID-19?

El nivel psicológico y sociológico debe ir casi unidos de la mano, porque los cambios de ánimo no solo afectan a la persona sino al resto de compañeros y compañeras que están alrededor de ellos en estos momentos tan especiales y familiares en general.

Una persona de alto rendimiento, acostumbrada a unos altos ritmos de preparación física y unos hábitos de alimentación estrictos y diarios y cambia de forma repentina a realizarlo en su domicilio, con lo cual el ritmo de entrenamiento disminuye y el objetivo ya no es mantenerse sino no perder parte de esa forma física existente y estructurada durante la temporada.

Todo esto hace que se produzca un cambio en el cuerpo, a nivel de neurotransmisores, hormonas, que llevan al tan indeseado cambio anímico, que deberá adecuarse con la ayuda de los miembros del club que lleven ese plan específico.

El tópico ahora es que el deportista es una persona saludable y que durante lo que dure la cuarentena debe de mantener esa vida saludable, lo que no le será de mucho esfuerzo si está habituado a realizarlo; importante es por tanto.: cuidar los horarios de descanso, sueño, alimentación, aseo, actividad, plan de entrenamiento en casa, en definitiva, todo esto y además y no menos importante, sentirse bien y hacer cosas que le motiven.

La sociedad trata a los grandes jugadores como héroes y ahora les piden un gesto de solidaridad que respondan a esta pandemia con acciones directas; muchos de ellos ya lo están haciendo y los clubes igual, como parte en deuda por todo lo recibido por esta sociedad.

En España, cada club a su nivel aporta su granito de arena, al igual que muchos del resto del mundo, reduciéndose un 70% de su sueldo para que no se repercutan el ERTE a aquellos trabajadores menos beneficiados económicamente del club. Otros, hacen donaciones para luchar contra el coronavirus.

El fútbol no es un deporte individual sino de equipo/grupo, aunque actualmente hay muchos jugadores egocéntricos en equipos no profesionales y semiprofesionales que por ese motivo no triunfan en el fútbol profesional. Hay una frase mítica de Michael Jordan que dice: “El Talento gana partidos, pero el Trabajo en Equipo y la Inteligencia ganan Campeonatos”, esa es la clave de todo este proceso y tendremos que generar una regeneración o minipretemporada después de todo este confinamiento, por eso, empezar a competir es contraproducente para el estado de salud de los jugadores, provocándose lesiones psicosomáticas y pos-traumáticas por la gran avalancha de partidos que se prevén.

Otro problema añadido que tenemos son los contratos que acaban el 30 de junio, aunque se ha hablado mucho sobre el tema pero sin nada concreto, incluso en superar ese límite para terminar las competiciones y retrasar el inicio de la nueva liga para cuadrar vacaciones, previa a un año 2021 con unas Olimpiadas y un Campeonato de Europa de Selecciones, que harán masificar las jornadas ligueras y las competiciones internacionales. El caso de jugadores firmados se podrían solucionar pero aquellos jugadores cedidos que se nieguen, habría un gran problema con ellos. Hay cosas que están en el aire y es inevitable hacer conjeturas, solo propuestas y hablar en voz alta, porque día a día salen noticias nuevas al respecto.

La misma FIFA ultima una solución que pasa por alargar los contratos hasta la conclusión de las ligas y por adecuar las ventanas de fichajes. Pero aquí tenemos un gran problema y agravio y es el siguiente, en no todos los países del mundo, las ventanas se producen en el mismo periodo de tiempo: Europa, Asia, Oriente Medio, América, son completamente diferentes y con sistemas de competición que varían mucho de la Europea, aunque sea esta la fijación por su nivel inmensamente económico que maneja, con márgenes multimillonarios si no se llega a una normalidad y una finalidad de las competiciones.

Lo que no es de recibo es que el máximo organismos mundial del fútbol, la FIFA permita a países como NICARAGUA Y BIELORRUSIA, Federaciones Asociadas a ella, permitan jugando partidos de fútbol. Nicaragua a puerta cerrada y en Bielorrusia a corazón abierto, habiendo víctimas por el COVIP-19.

Palabras como las del Presidente de Bielorrusia dice mucho de su irresponsabilidad como mandatario de un país:“Los campos curan a todo el mundo

El presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, sostiene que el país no necesita tomar ninguna gran medida para contrarrestar la propagación del virus, a pesar de que ya hay más de 100 personas contagiadas. “Estas cosas pasan. Lo más importante es no entrar en pánico”, afirmó el mandatario para añadir que “la gente trabaja en tractores” y que “nadie habla del virus”. “En los pueblos, el tractor cura a todo el mundo. Los campos curan a todo el mundo”, ha apuntado Lukaskenko. “Alcohol, sauna y deporte de hielo”, son los remedios mágicos del presidente de Bielorrusia para luchar contra el virus.

Deportes de hielo, y también fútbol. Y es que la Vysheyshaya Liga —como se conoce a la primera división de fútbol de Bielorrusia— se sigue disputando con total normalidad, con presencia de aficionados en las gradas.

En Nicaragua, a puerta cerrada

Aunque Nicaragua tiene menos de 10 casos de coronavirus confirmados, y el Gobierno no ha tomado medidas preventivas como lo han hecho la mayoría de los países, la liga nacional ha decidido que su principal campeonato (Liga Primera) continúe sin la presencia de público.

El Juventus Managua lidera el campeonato, pero su delantero paraguayo Fernando Insaurralde ha decidido rescindir su contrato con el club ante la amenaza del coronavirus, según informa el diario ABC Color de Asunción. En Nicaragua «hay pocos casos confirmados, pero sé de muchas personas que están con problemas y también me consta que el Gobierno está ocultando información. El 20 por ciento de la gente está quedándose en su casa, pero para la mayoría la vida sigue igual, anda por la calle sin importar el horario. Todo normal», ha dicho Insaurralde.

Por su parte, el diario El Español recoge unas declaraciones de Pablo Gállego, delantero oscense de 26 años que juega en el Managua Fútbol Club, asegurando que «en Nicaragua si te confinas, mueres de hambre«. «La gente vive del día a día ya que hay muchos puestos de trabajo independientes. Si dejas de trabajar, dejas de facturar», ha señalado el único jugador español que milita en la liga nicaragüense, adonde llegó en 2018 tras haber jugado en países como Grecia y Albania.

Estamos en un momento globalizado en el que los sistemas políticos están por encima de todo cuando se está hablando de salud pública de los conciudadanos y la FIFA como máximo organismo debería de oficio anular cualquier tipo de evento de este tipo hasta nueva orden consensuada.

Lo que sí está bien claro es que la FIFA tendrá que poner en marcha una serie de medidas económicas reales para realzar el nuevo fútbol y, no desde el alto rendimiento, sino desde las bases, que es la más tocada y mermada que se va a quedar después de toda esta pandemia.

Este artículo que sigue a continuación, aunque con mis dudas, por quien será llevado a cabo, ya que sabemos que en ciertos países, los fondos se transfieren a fondos perdidos, me parece interesante:

Os dejo algún enlace para que cada uno pueda sacar sus propias conclusiones, aunque yo sea un poco iluso en cómo se repartirán estas partidas:

Después de pasar todo esto, las cosas van a dar un cambio muy brusco a todos los niveles: personales, interpersonales, profesionales, deportivos…., y que hay que recomponer el fútbol desde las bases con pilares sólidos y de crecimiento reales.

Justo antes de cerrar este artículo me ha llegado a través de un periódico de prensa deportiva española de que en China ya tienen la vacuna efectiva y probada en humanos, como hay tantos bulos, no sé si será cierta, pero la comparto por si esto llega a su fin, que es lo que todos esperamos y deseamos.

El fútbol de Costa Rica no está pasando por su mejor momento, eso es un hecho innegable.

Desde sus estructuras más altas, la propia Federación de Fútbol salió de un proceso electoral en Agosto del 2019 muy movidas, donde no se permitió revisar los informes y salió reelegido el Sr. Rodolfo Villalobos. Aunque en estos días ha salido una resolución del Registro Nacional anulando y suspendiendo todo lo actuado y se solicita nuevas medidas. Sin duda alguna, en fechas próximas puede haber cambios significativos e incluso nuevas elecciones transparentes.

En otro ámbito, las competiciones no son la más adecuadas para la formación de jugadores. La mayoría de equipos cambian de Director Técnico con mucha asiduidad, lo que hace que no haya un proyecto a medio largo plazo y que puedan emerger jugadores de una base maltratada por las medidas del primer equipo y de un sistema de formación erróneo.

El cambio tan continuo de Director Técnico y, el que sean esos mismos los que se vayan de un club a otro, hace que la inestabilidad exista y no se crezca, cayendo en un “círculo cerrado” cada vez más selecto y acaparado por una minoría de técnicos.

Se puede estar de acuerdo, o no, en el sistema competición de la Liga Promérica, jugando en una temporada 4 veces con el mismo rival y siendo 12 el número de participantes. Particularmente creo que una liga de 14 equipos donde desciendan 2 equipos en lugar de 1 puede promover más la competitividad a la Liga Gatorade, la 2ª División en Costa Rica, y así fomentar la competitividad en una segunda liga y también en la Liga Promérica.

La falta de identidad y proyecto deportivo es el principal problema de la mayoría de los clubes de Costa Rica, junto con la Metodología. Proyectos inmediatos, basados en resultados en lugar de trabajo desde la base, donde está la materia prima es lo que hace que fracase todo el mecanismo futbolístico.

Tampoco el sistema que existe en el fútbol base es el más propicio para que los clubes se nutran de ellos y aumente la competitividad. La Federación ha implantado varios sistemas pero ninguno de ellos ha llegado a buen término, fracasando en su empeño.

El Proyecto que surja debe ser INTEGRAL, en mayúsculas, en el que beneficio del fútbol sea uno de los principales objetivos: clubes, futbolistas, técnicos, ….., sin olvidar a la sociedad, principal motor de todo este proceso, partiendo de la base que el fútbol es un medio y no necesariamente un fin, en un slogan muy conocido: PRIMERO PERSONAS, LUEGO DEPORTISTAS.

Sin duda alguna, la reestructuración que se presenta a continuación debe entenderse tanto para el fútbol masculino como para el fútbol femenino, ya que de otra forma no se entendería tal proceso.

Un Proyecto y una Reestructuración sin valores carece de sentido, estaría falto de contenido y de sustancia, por eso el fútbol debe ser ese canal para construir una sociedad saludable.

Debe hacerse énfasis a los valores (claramente identificables) que se pueden promover a través del fútbol y como ello contribuye a la construcción de una sociedad saludable, en todo su esplendor. Por este motivo, este proyecto y reestructuración debe contar con personal cualificado para llevar a cabo la transmisión de esos valores: sociológicos, psicólogos, educadores sociales, ….., que formen a los técnicos deportivos en esos principios, en lo que podemos denominar: Programa de Formador de Formadores, en un aprendizaje continuo.

Por tanto, una reestructuración se hace necesaria y casi obligada, y ésta debería venir en una doble vertiente:

  • La primera, en la remodelación del sistema de ligas en las diferentes categorías, sobretodo sub 19, sub 17 y sub 15, para aumentar la competitividad y el éxito de la Selección, buscando jugadores potencialmente válidos para que en su evolución puedan ser jugadores de la selección absoluta.
  • La segunda, en el modelo que debe existir y la infraestructura existente que la Federación de Costa Rica debe asumir para que todo lo anterior se rentabilice de forma positiva.

Lo que prima, actualmente, en el fútbol moderno es la inteligencia del jugador, que aprenda y desarrolle desde edades tempranas a interpretar el juego y la toma de decisiones, pilar fundamental para que el jugador pueda desarrollar con éxito este deporte, y siempre enfocada al rendimiento con ACTITUD GANADORA.

Lo verdaderamente importante es que desde la Sub-15, los jugadores tengan una cultura de entrenamiento, una cultura de juego. Cultura expresada en una forma de entender el Fútbol, es decir, un SELLO DE IDENTIDAD.

1.-REMODELACIÓN SISTEMA COMPETICIÓN

Este punto es el primero y fundamental para lograr los objetivos con las Selecciones Menores.

Se hace fundamental tener unas ligas muy competitivas, en el cual se puedan ver todos los jugadores del país, al igual que en España, y así tener control sobre ellos.

De aquí la importancia de tener un contacto directo con todos los Clubes de Costa Rica, a través de un sistema de red ligados a la Secretaría Técnica del Director Técnico de Selecciones Menores para que exista un feedback continuo.

La geografía de Costa Rica es especial para distribuir los grupos entre las 7 provincias, ya que hay provincias como Puntarenas y Limón que ocupan casi todo el litoral de norte a sur del país.

Para dar solución a este hándicap, se hace la propuesta de dividir al país en 2 zonas bien diferenciadas para realizar el proyecto de reestructuración, y sería la siguiente:

El Sistema de Competición sería el siguiente para las 3 categorías (Sub 15, Sub 17 y Sub 19), siendo ésta la competición de alto rendimiento o la máxima categoría:

Por debajo de éstas estarían las máximas categorías provinciales, un total de 7, pudiendo haber distintas categorías en función del número de equipos que existan en cada provincia, de esta forma podrían existir la 1ª Provincial, 2ª Provincial, 3ª Provincial, …., con su sistema de ascensos y descensos y que le daría competitividad a los equipos y sería un vivero para los equipos de División de Honor.

Respecto a la División de Honor, para que la competición sea atractiva y de máximo rendimiento, hay que seguir unas pautas como son:

  • Los 2 grupos de División de Honor estarían compuesto por un total de 16 equipos cada uno.
  • El sistema de descensos serían:
    • Los 3 últimos de cada Grupo descenderían a la 1ª Provincial, así como el peor 4 clasificado de ambos, para crear un total de 7 descensos.
    • El sistema de ascenso a la División de Honor sería el campeón de cada Provincia, dando así igualdad de oportunidades a todas las Provincias.
  • Habría 2 fases finales:
    • Al término de la primera vuelta, los 4 equipos mejores clasificados jugarían una fase final en una misma sede: cuartos de final, semifinal y final, denominándose COPA FEDERACIÓN, y cuya sede debe ser el Complejo Deportivo FEDEFUTBOL.
    • Al término liguero se clasificarán los campeones de cada grupo, jugándose una FINAL en el Complejo Deportivo FEDEFÚTBOL y así dilucidar el campeón de Costa Rica de la categoría.

Para realizar esta remodelación-reestructuración se puede contar con el Programa Forward de la FIFA, al igual que ha hecho Japón para fomentar y consolidar su fútbol juvenil y así ser un vivero para los equipos de élite de Costa Rica y, como no, para la Selección Absoluta, Olímpica y Sub-21.

Programa Forward de la FIFA (Japón)

Es fundamental que exista una estrecha relación y colaboración entre la Federación y los Clubes implicados, ya que se hace fundamental la retroalimentación continua entre ambos estamentos.

También es importante realizar un Convenio de Colaboración con todos los clubes de División de Honor de todas las categorías para que graben todos sus encuentros y pasen el Director Técnico de las Selecciones Menores el video del partido, para así tener una base de datos videográfica extensa para hacer seguimiento de jugadores y ver partidos in-situ del Director Técnico de Selecciones de dichos jugadores potenciales.

La buena conexión entre Federación-Director Técnico Sel. Menores-Clubes-Entrenadores equipos es la CLAVE de todo el proceso

2.-PROPUESTA SELECCIONES MENORES

Visto todo lo anterior del punto 1, clave en todo este proceso para el éxito de las Selecciones Menores, ahora se hace necesario cómo se va a enfocar todo lo anterior para sacar el máximo provecho competicional a dichas categorías de las Selecciones Menores.

La primera cuestión es saber el sistema de juego del Seleccionador de la Absoluta, ya que se debe de marcar una línea de identidad en el modelo de todas las categorías, para que sean similares y tener una sintonía clara y concisa.

Sería muy importante que el Director Técnico de las Selecciones Menores fuera uno de los ayudantes del primer entrenador de la Absoluta, para que así se pueda consagrar una misma línea de trabajo y realizar un Manual/Dossier para los seleccionadores Sub 15, Sub 17, ya que la Sub-19 y Sub-21 serían a cargo del Director Técnico de Selecciones Menores.

Los seleccionadores de la Sub 17 y Sub 15, bajo mi punto de vista, deberían ser entrenadores de Costa Rica lo que haría dar un salto de calidad en las propuestas futbolísticas y de pertenencia a los jugadores y los propios técnicos. Todo este proceso debe de ir creciendo en un aumento en las competencias de personas técnicas del país para un mejor desarrollo del jugador y en la toma de decisiones de los mismos.

Las captaciones con el planteamiento desarrolladas en el punto 1 facilitará mucho la selección de jugadores potenciales, con una amplia base de datos y que nos permitirá EVALUAR y realizar MEDIDAS CORRECTORAS oportunas.

Las Selecciones de Costa Rica deben de tener un sello de identidad propio y conocido.

Igual de importante es hacer concentraciones de las selecciones en el Complejo Deportivo FUDEFÚTBOL cada cierto tiempo, para que los jugadores se vayan conociendo entre sí y se vaya creando y trabajando la Cohesión Grupal y el sentimiento de pertenencia y se vaya formando en ellos la idea de Modelo de Juego y, a la vez, formándolos con cursos como pueden ser, por ejemplo, el uso de las redes sociales y otros cursos de formación que los enriquezcan como jugadores y como personas y hacer un énfasis especial en los valores que la propia Federación expone en su web: Honestidad, Respeto, Compromiso, Credibilidad, Orgullo, Pasión,…, y que desde mi rama como Sociólogo del deporte  se puede aumentar y explotar de forma positiva.

La población de Costa Rica no debe ser una excusa para decir que no hay jugadores potenciales desde la base, ya que países como Uruguay, Croacia, Eslovenia, Albania, Irlanda, entre otras, son países con menor población que Costa Rica y, sin embargo, tienen equipos competitivos en las categorías que nos atañe.

Todo pasa por un buen Proyecto consensuado con los clubes y que deba de servir a la Federación para explotar el potencial de las competiciones y, a partir de aquí, con una buena gestión por parte de la Dirección Técnica hacer grandes cosas en campeonatos internacionales.

La forma de trabajar con los jugadores seleccionables debe ser multidisciplinar, es decir, tocar todos los aspectos que le hagan crecer como jugadores y como personas, a través del ámbito: social, psicológico, alimenticio, formación, etc..

Hay que cambiar la mentalidad de la población y los jugadores en general e ir encaminado a que Costa Rica sea una potencia a  nivel internacional y que sea un referente.

Todo debe ir con una Metodología y una escrupulosidad exquisita para no cometer errores en el proceso.

Una herramienta fundamental para el desarrollo del trabajo es la utilización de sistemas de Scouting que nos facilite y de resultados de rendimientos de jugadores y podamos analizar rivales.

Estar en una Plataforma de esta índole, como Wyscout, InStat Scout, entre otras, servirá de gran operatividad no sólo para el Director Técnico de las Selecciones Menores, sino para el propio Director Técnico de la Selección Mayor, ya que es mucha la información que se puede recopilar de este tipo de plataformas.

Todo este proceso de las Selecciones Menores debe llevar un Calendario tanto a Corto, Medio y Largo Plazo.

A Corto Plazo hay que asimilar los próximos torneos para sacar el máximo beneficio de resultados posible mientras se trabaja en todo el proceso del punto 1.

A Medio Plazo es ir adaptando jugadores de la Sub 19 y Sub 21 a la Selección Mayor, una vez que el Proyecto va dando sus frutos.

A Largo Plazo es conseguir una misma línea de juego de todas las Selecciones Menores y Absoluta y que el trasvase de jugadores sea menos traumático que con sistemas diferentes.

Una vez visto toda la reestructuración y proceso, muchos se preguntarán la sostenibilidad del mismo. Lo importante es el CONVENCIMIENTO DE LA NECESIDAD DE IMPLEMENTARLO.

Una vez se haya llegado a tal convencimiento, la sostenibilidad debe venir por parte de todas las entidades y, sobretodo, voluntad política y establecer un fondo donde patrocinadores, padrinos y amantes del futbol y de la sociedad tengan integración en el mismo.

También debe contar con la Federación y el aval de los clubes o ligas afiliadas a la federación, y destinar un porcentaje de todos los premios que reciban las selecciones nacionales y clubes, siempre que estos compitan en torneos de la CONCACAF y FIFA; establecer un porcentaje de todas las transferencias nacionales e internacionales que se realicen por parte de jugadores, entrenadores, …., que estén dentro del futbol nacional y que se estarían beneficiando de tal proyecto; un porcentaje de las taquillas de todos los juegos de los torneos nacionales e internacionales; una tarjeta de apoyo al fútbol, la cual sería emitida por la Federación a todo el que esté dispuesto a colaborar anualmente y a cambio de ello, obtener precios preferenciales en eventos de fútbol, comercios y patrocinios de fútbol.

 

Hablar de valores en una sociedad como la actual, tan competitiva y materialista es muy complejo. En esta sociedad predomina más el individualismo que el bien común, el poder y el prestigio más que la solidaridad y la igualdad.

Partiendo de las premisas anteriores, se hace aún más importante la figura del entrenador, para a través de las actividades deportivas fomentar determinados valores sociales y personales, más aún si cabe en nuestra juventud; el papel de reforzamiento que podemos hacer es fundamental.

El espíritu de igualdad, justicia, tolerancia y realización personal es lo que tenemos que transmitir como valores fundamentales.

Existen agentes externos que hacen que la tarea de transmitir valores sea aún más ardua. Dicho de otra manera, los jóvenes reciben influencia de todo tipo, a través de la opinión pública, de los medios de comunicación, de grupos de presión, de las nuevas tecnologías (internet), del ambiente escolar y familiar. Unas aportan al individuo valores positivos, otros los devalúa.

Los niños absorben valores principalmente a través de la observación, por lo que nuestras medidas de fomentar dichos valores deben ser activas, partiendo de ella y con ellos.

Tenemos el objetivo no sólo de enseñarles las técnicas, tácticas, sino además que el individuo se configure como persona.

El deporte con niños no tiene límites, y con ello podemos y tenemos la obligación de enseñar los valores culturales que rigen a la actividad deportiva como uno de los elementos más importantes para conservar la identidad cultural y el respeto a las demás culturas como un derecho intrínseco de los seres humanos así como un medio para formarnos como personas. Hay que hacer que los niños por sí mismo reflexionen sobre lo que en realidad significa el deporte y lo que este aporta a nuestra sociedad y a ellos mismos.

Habría dos conceptos claves en todo el proceso: TOLERANCIA Y RESPETO. Lógicamente, nuestra misión es dar contenido a estos dos términos, que deben estar afianzados o apoyados desde otras esferas, tanto familiar, escolar,…, debe entenderse como un nexo de conexión, una interrelación, como un todo.

Todo lo dicho hasta ahora sería pura retórica, porque lo que nos encontramos en el día a día es cosa bien distinta: el mercado ha entrado en las edades más tempranas de la práctica deportiva, convirtiendo a los niños en profesionales de corta edad; algunos de sus padres ven en esto una vía de mejora de la economía doméstica antes que una oportunidad más para la formación del joven, y no pocos mal llamados entrenadores o delegados de clubes forman parte de esa maraña de ojeadores que los agentes tienen en cada pueblo o barrio.

Todos debemos concienciarnos en la erradicación de la violencia y el momento de los valores antes mencionados no sólo en los terrenos de juego, sino con los padres, aficionados o entrenadores, que son los protagonistas directos del juego pero deberían ser los principales transmisores de estos valores de convivencia.

En definitiva, el deporte por sí sólo no educa: son los profesores y entrenadores, y los padres y madres principalmente, los responsables de que esto suceda y, por lo tanto, su coordinación es fundamental.

En las líneas siguientes voy a plasmar la importancia de los padres en la transmisión de valores, dejándonos a nosotros la labor de afianzar directamente dichos valores preestablecidos en el ámbito familiar.

Lo primero que hay que transmitir como padres es que lo más importante en el deporte base es DISFRUTAR, significado que para la gran mayoría de ellos carece de significado.

Por tanto, los padres deben entender que tienen que ser una ayuda para sus hijos y no una fuente de problemas.

No es raro encontrar en los partidos algunos padres con unas actitudes totalmente inadecuadas, como:

  • durante el partido los padres protestan la acción o decisión del colegiado. De este modo, el niño aprende que a éstas personas se les puede gritar, faltar el respeto, insultarles si no nos gusta su decisión…, son estas actitudes «ganar» se convierte en lo importante.
  • si el padre culpa a los árbitros de la derrota, el niño aprenderá a eludir la responsabilidad y verá que lo principal es ganar.
  • el padre/madre cuestionan las decisiones del entrenador y además lo hacen por sistema. En estos casos, el niño se encuentra con un dilema: no sabrá si hacer caso a su padre o a su entrenador. Esa presión puede hacer que el niño se desmotive y muy probablemente abandone el deporte.
  • los padres insultan, gritan o molestan al rival y el niño aprenderá a no respetar al adversario.

Como puede comprobarse, no es nada fácil transmitir valores a los jóvenes si no se tiene un patrón de observación adecuado, partiendo de la base de que para la transmisión sea efectiva debe ser trabajada desde todos los ámbitos, y todos debemos estar en conexión y coordinados. Una descoordinación  podría producir titubeos en el niño, rompiéndose los esquemas previstos inicialmente para tal fin.

Dos equipos con un sistema táctico de inicio de 1-4-3-3, que salían a por el partido, con una presión alta en zona de finalización e impedir la salida de balón cómoda del rival.

Luis Enrique hizo cambios en el 11 inicial a pesar de la victoria en Wembley ante Inglaterra por 1-2 y dejó fuera a Thiago, Aspas y Marcos Alonso, y dio entrada a Asensio, Ceballos y Gayá, demostrando que la prioridad es hacer daño al rival y escogiendo hombres que sepan adaptarse a las necesidades del rival y así neutralizarlo.

Cierto es que España sigue teniendo problemas en la salida de balón cuando los equipos rivales presionan y ayer lo dejó patente. No hay claridad de ideas, pese al resultado de 6-0, y llevar el balón a campo rival, donde le gusta jugar a Luis Enrique, fue complicado ante la presión de Croacia, con malas decisiones que hicieron que la meta defendida por De Gea peligrara.

El cambio en el lateral izquierdo sirvió para darle más profundidad en ataque, con un Gayá con mucha más profundidad que Marcos Alonso, buscando la sorpresa junto a Isco y la contundencia de Saúl, que de nuevo hizo un partido soberbio en defensa y en ataque. Pero lo que funcionó fue la banda derecha, con un Carvajal muy vertical, con Ceballos y Asensio por delante, que puso en muchos problemas a la zaga croata. Asensio fue el mejor del partido, lo colocó el técnico a banda cambiada para salir por dentro y así darle cabida a las internadas del lateral Carvajal y con un Ceballos por detrás en zona de caída y, funcionó a la perfección.

La mentalidad de Luis Enrique de jugar en campo contrario y presión tras pérdida de balón le funcionó en la segunda mitad, muy condicionado con la desmotivación del equipo croata y el resultado, que hizo que incluso tuviera tiempo para ver a jugadores como Rodri, el relevo generacional de Busquet en la zona de equilibrio. Los otros dos cambios fueron un premio al trabajo durante el partido: Azpilicueta por Carvajal en el lateral derecho sirvió para que todos se rindieran al gran nivel que está el lateral del Real Madrid en este inicio liguero y la entrada de Thiago por Saul, sirvió como premio para que Saúl, en su tierra hiciera otro gran partido, marcando un gol y poniendo trabajo y peligro desde segunda línea. Este cambio también sirvió para ver al Thiago del Bayer de Munich, mucho más activo, participativo y generoso que en otros partidos y más valiente en la toma de decisiones.

De Gea fue un mero espectador en la segunda mitad, aunque en la primera parte el trabajo que tuvo lo solventó con seguridad, dejando latente la mejoría a nivel psicológico de un portero top que necesita España para afrontar el futuro.

La línea defensiva, a pesar de no tener mucho trabajo en el cómputo global del partido, si tuvo dificultades en la zona de inicio, donde se arriesga y no se minimizan los errores y a veces se crean ocasiones rivales tras pérdida rápida de balón. Defecto que también pudimos ver en Wembley y que deberá de trabajar Luis Enrique. No se intenta juego directo con línea de rechace en estas ocasiones o envíos a banda tras arrastre del lateral rival y ruptura del interior. Son cosas que el técnico tendrá que trabajar para darle una seguridad absoluta a la selección, porque en ataque las cosas están funcionando.

Lo que nos deja esta nueva España de Luis Enrique es que sabe analizar los partidos y plantear dudas en el rival y una efectividad fuera de lo común. España consiguió 6 goles de 7 tiros a puerta y 16 lanzamientos en total. También nos deja una nota negativa que hemos venido

analizando, y son las pérdidas de balón, en las que perdió 84 balones frente a los 65 de una Croacia desconocida. Por el contrario, la posesión del balón fue brutal para España, sobre todo en la segunda mitad, con un balance del 71% de posesión y 781 pases.

La nueva España que vimos en el estreno de Luis Enrique ante Inglaterra en Wembley tiene grandes diferencias a la España que vimos en el Mundial de Rusia, no tanto en el plano de jugadores, sino de variantes en el juego dependiendo del momento del partido.

Con un 1-4-3-3 de inicio, que por momentos se convertía en 1-4-1-4-1 defensivamente y en función del juego en un 1-4-4-2 y un 1-4-5-1, manifestando una claridad de ideas en función de la exigencia del juego y del rival.

La España de Fernando Hierro en el Mundial de Rusia era un equipo anárquico tácticamente, que no daba soluciones a las propuestas de los rivales, idénticas en los cuatro partidos y que nada supo hacer para posicionar a sus jugadores en otro sistema táctico que diera soluciones a las estrategias de los rivales.

Luis Enrique sigue confiando en el mejor portero de la Premier League, David De Gea, que ayer demostró ser uno de los mejores porteros del mundo, o como dijo Luis Enrique en rueda de prensa, “un jugador top al que hay que darle confianza”, y respondió a las expectativas del nuevo cuerpo técnico de la selección.

La defensa se conforma con una nueva pareja de centrales tras la marcha de retirada de Gerard Piqué de la selección, conformada por los madridistas Nacho y el líder de la selección, Sergio Ramos.

Donde se manifiesta el primer cambio es en los laterales, sobretodo en el lateral izquierdo, con la no convocatoria de Jordi Alba, un jugador carrilero y con llegada al área rival que hacía temblar las defensas rivales, y que Luis Enrique ha apostado por un lateral no tan ofensivo, Marcos Alonso, para mantener así el orden táctico defensivo, que tantos problemas nos ocasionaron al contraataque los equipos rivales en el Mundial de Rusia. Más libertad le da a Carvajal para subir la banda y así mantener el equilibrio de 3+1 (Nacho, Sergio Ramos y Marcos Alonso, con el incansable Sergio Busquet).

En los interiores, Luis Enrique apostó por dos jugadores como Thiago y Saúl. Saúl hizo un trabajo inconmensurable y con llegada desde segunda línea que le dio mucha frescura a España y fruto de esas llegada fue el gol del empate al poco de encajar el gol de Inglaterra. Un jugador que en categorías inferiores ha sido clave para los éxitos de la selección española y que ahora con el nuevo técnico tendrá el mismo papel importante que ha tenido en los escalafones inferiores. Por el contrario, Thiago, un gran jugador que aún no se ha encontrado en el engranaje de la selección y que está llamado a ser uno de los jugadores clave de esta nueva generación. No termina, por ahora, de cuajar, aunque si cumple cada vez que juega, pero sin ser el jugador determinante que es en su club.

Los tres jugadores de arriba, Isco, Rodrigo y Aspas fue, además de trabajador, un enigma para la defensa inglesa por la cantidad de permutaciones que hicieron entre ellos y que con los cambios de posición hizo muy complicado sus marcajes, a veces al hombres a veces zonales de la zaga inglesa. Cierto es que no volvemos a tener un 9 de referencia, pero con la movilidad de Isco, Aspas y Rodrigo nadie lo echa en falta, al menos en partidos de esta índole, aunque habrá otros partidos en que la presencia del 9 de referencia será imprescindible, pero ante la baja de Diego Costa, el acierto de Aspas fue total.

La nueva España ya no le importa tener la posesión del balón durante el partido, sabe replegar y trabajar tácticamente en defensa y abrirse rápidamente tras recuperación de balón, con un Isco que hizo en ocasiones de falso lateral en la ayuda a Marcos Alonso.

Los cambios tampoco defraudaron, aunque si fue algo extraño ver a un jugador como Iñigo Martinez, que aún no ha tenido minutos en su club, y con un perfil de central, jugar de lateral izquierdo, y sufrió España por esa banda tras la entrada de Iñigo Martínez por Marcos Alonso, con una Inglaterra volcada con más corazón que cabeza.

Asensio por Aspas le dio un aire más fresco al centro del campo y el enganche con el ataque. El todoterreno Sergi Roberto fue un pulmón en el centro del campo y derroche de trabajo tras sustituir a Thiago. No fue un cambio de hombre por hombre, fue un cambio de diferentes tipos de jugadores para solucionar un problema táctico que se estaba produciendo y meter más trabajo en el centro del campo.

El mejor lugar para debutar con victoria y crear un ambiente de optimismo tras el cataclismo del Mundial ese es Wembley. Aunque es pronto para vaticinar si esta España tendrá empaque de campeona, sí que ha demostrado que es una España luchadora y aguerrida y que el nuevo staff técnico tiene variables para cada momento del partido, cosa que echamos en falta en el Mundial de Rusia.

 

 

El auge económico de Portugal en estos últimos años está siendo muy positivo y esto no pasa desapercibido para inversores y fondos de inversión, que han recuperado la confianza en este país en detrimento de otros países europeos.

El fútbol no es ajeno a esto y Portugal es el lugar paradisíaco para estos fondos de inversión, que ven como en poco tiempo el retorno de dicha inversión es efectiva y los beneficios muy abundantes.

Desde que se obligó a los clubes a convertirse en SAD, los socios se han visto obligados a dejar el fútbol en manos de estos inversores, con unos resultados a veces positivos y a veces muy negativos y llevando a la SAD a la más ruina absoluta y, esto por no tener un proyecto de gestión deportivo o personas que desarrollen dicho proyecto para hacer de su inversión una fuente importante de ingresos.

Equipos como SC Beira Mar, en una zona preciosa como Aveiro (conocida como la pequeña Venecia) y con un Estadio hecho a medida para la Europa de Portugal, se ha visto abandonado debido a la mala gestión de su inversor, un iraní que no supo sacarle provecho a un club que estaba en la Primera División y que actualmente está en la AF zona Aveiro y en manos de nuevo del club, no de la SAD, después de llevarlo a la quiebra.

Caso similar siguió otro club de la zona del Algarve portugués y un equipo emblemático donde los haya, el SC Olhanense, que tras la comprar de las acciones de la SAD por un inversor italiano, está en la 3ª División y con una deuda muy importante, tras coger el equipo en la Primera División portuguesa. 

Tal y como describo parece que invertir en Portugal no es rentable, pero mucho más lejos de la realidad. Es la mala gestión deportiva y el egocentrismo lo que ha hecho que estas SAD estén en el ostracismo e intentando levantar el vuelo de la mano del club y no de la SAD.

Cuando un inversor o fondo de inversión compra una SAD, en la actualidad, compra una SAD con deuda, aunque la mayoría de ellas suelen tener un PER que hace que se realice en unos años con unos pagos anuales, aunque lo ideal es liquidar la deuda inmediatamente para así negociar y rebajar dicha deuda, aunque son dos fórmulas que el inversor tendrá que valorar.

 Ahora es el momento de comprar e invertir y adquirir SAD, ya que Portugal es un país donde mayor número de jugadores se exporta al resto de países importantes de Europa (España, Alemania, Francia, Inglaterra, Italia…), lo que hace que los ingresos en transferencias sean muy importantes y altas.

Algunas de las preguntas que se hacen los inversores o fondos de inversión son: ¿qué compro? ¿cuál es el retorno de la inversión? ¿qué invierto?¿qué activos adquiero?………., todas estas preguntas tienen su respuesta positiva siempre. Los ACTIVOS que compra el inversor son los jugadores que conforman esa plantilla y que se pueden consultar a modo orientativo en la pagina web www.transfermark.com . El retorno de la inversión dependerá de la inversión que se realice y del trabajo que realice el GRUPO DE GESTION DEPORTIVA en el que confíe el inversor, normalmente en torno a 3-4, aunque dependerá de la inversión y la categoría de la SAD.

Los verdaderos activos, como he dicho anteriormente, son los jugadores, jugadores que el grupo gestor deportivo tiene que captar a coste bajo o coste 0 para potenciarlos y venderlos con convenios con otros clubes europeos. Ese es el verdadero trabajo del grupo gestor deportivo, el minimizar los riesgos y maximizar los beneficios.

El inversor debe saber que el fútbol es fluctuante, algunas temporadas puedes obtener importantes ingresos en traspasos y otros años puede ser menores las ventas, pero lo verdaderamente importante que tiene que entender el inversor es que tras unos años de carencia, 3-4 años, dependiendo de la categoría donde se encuentre el equipo, los beneficios, con un Grupo de Gestión Deportiva adecuado, son importantes.

Otro factor importante que no tiene el resto de países europeos comunitarios  es que en Portugal no existe límite de extracomunitarios, sino un número mínimo de jugadores del país, con lo que es mucho más atractivo a la hora de captar joyas de países del resto del mundo y explotarlos para ser traspasados a otros clubes.

Si a esto le unimos que algunas zonas importantes de Portugal quieren un inversor para que reactiven la economía de la comarca con el fútbol y como contraprestación llegar a acuerdos para la expansión de otros proyectos del mismo inversor, el nivel de beneficios es aún mayor, porque estaría usando el fútbol para entrar en otros negocios principales del inversor.

 «Cada vez más, seremos el mercado donde los clubes ricos vendrán a comprar», augura Nuno Martins, periodista del diario Récord.

Definitivamente, el fútbol portugués es el escaparate donde los clubes de toda Europa se fijan a la hora de comprar jugadores, siendo los derechos federativos de la SAD, lo que hará que los ingresos sean cuantitativos.

Aunque la siguiente tabla, de “La Voz de Galicia” del 5 de febrero de este año se refiere a los clubes de Primera División, también se refleja en las siguientes categorías aunque en proporciones acordes a su presupuesto.

Por otra parte hay que distinguir entre los derechos económicos y los derechos federativos. Los derechos económicos del jugador está actualmente en un inmerso debate, incluso la FIFA ha entrado a regular, aunque no del todo, este fenómeno.

Después de analizar varios países europeos y reuniones en Portugal y otros países, estamos en disposición de decir que Portugal es el país donde el inversor o fondo de inversión puede tener una seguridad de obtener beneficios, pero con una premisa: UN GRUPO DE GESTIÓN DEPORTIVA que sepa desarrollar todo este proceso para llegar a buen fin.

Nuestro GRUPO DE GESTIÓN DEPORTIVA está especializado en desarrollos de proyectos para inversores y fondos de inversión, por lo que puede consultarnos dejándonos un mensaje en la web.